Archivo para la categoría Ministerio Juvenil

MJ – 03 / Pastores Juveniles

En la tercera entrega y ultima de esta serie de ministerios juveniles en cuanto a categorizar a las personas que trabajan el, me llena de mucha alegría saber que Dios es quien nos permite ver desde esta dimensión el trabajo juvenil.

Son las 9 de la mañana, sentado frente a mi pc; una taza de café esperando que se enfrie un poco para disfrutarla junto a una torta seca tal y como a mi gusta. En el chat de una de las redes sociales más populares actualmente, una persona me pregunta lo siguiente:

“hay 4 líderes en una iglesia a cargo de 50 jóvenes… ellos comenzaron bien el cargo pero a medida que pasaba el tiempo fue disminuyendo la asistencia de los jóvenes en los cultos y los cuatro líderes solo quedan tres … Ellos tres están buscando una manera fácil y sencilla para motivar a los jóvenes a que vengan más a los cultos… ¿Que sugiere hermano?”

PASTORES JUVENILES.

Son aquellos que hacen programas, se preocupan por que se ejecuten (nivel 1), piensan en algo nuevo y dinámico, están pendiente de las nuevas tecnologías y nuevas tendencias (nivel 2), PERO ADEMÁS DE ESO AMAN A SUS JÓVENES.

Estos no se molestan cuando una jovencita decidió irse con su novio en lugar de llegar a predicar ese día de la reunión juvenil. No tiene problemas en su corazón con aquel muchacho que llega a la reunión no deja el chatear con su BB en plena adoración; en cambio en ven atrás del cuadro que tiene ante sus ojos y se dan cuenta que la chica lo que busca es amor de padre, pues su padre la abandonó y eso lo encentra en su novio, percibe que el BB solo representa para este joven un medio de sentirse aceptado en una de las redes sociales con personas que quizás jamás conocerá.

El pastor juvenil, sabe que las reuniones son muy importantes pues en ellas puede discipular de manera directa, pero también sabe que es muy importante sentarse a comer un helado junto a ellos; pues el conocimiento del contexto social le ha abierto los ojos para entender a esta generación. Ve en ellos una oportunidad como el diamante en bruto aunque estos parezcan más brutos que diamantes, y aunque cueste, deja que Dios los transforme en lo que son o deben ser.

Al terminar esta serie es mi deseo que de una forma madura puedas identificar tu nivel, no para hacerte sentir mal, sino más bien para animarte y orientarte a seguir avanzando. Cuando llegues al nivel 3 (si ya estás), te darás cuenta que el trabajo es mucho, que duele el corazón saber cuándo uno de nuestros jóvenes del MJ, se quiso quitar la vida.

Para resumir las tres entradas, te pondré un ejemplo sencillo.

Un joven una mañana se quiso quitar la vida,

Nivel 1 – Ni cuenta se da, pues él (líder) entiende que su trabajo ministerial solo es la reunión juvenil y se molesta de que no llego a desempeñar su privilegio, la próxima vez que le ve sus primeras palabras son de reclamos.

Nivel 2 – Lo ve entrar por la puerta hace que desempeñe su privilegio, pero este joven espera en su corazón (aunque no de manera directa) que exista un momento de adoración y de palabra de parte de Dios para su vida; pues, depende de un hilo. Pero las dinámicas se llevaron más tiempo de lo acordado y lo que sería un sermón 45 minutos de solo duro 15, que fueron distribuidos entre chistes y lectura de citas bíblicas. Porque lo novedoso y lo creativo es lo más importante para “mantener” a los jóvenes.

Nivel 3 – Al verlo llegar identifica que su forma de actuar es muy diferentes a otros días, nota en su semblante que algo pasa… eso lo lleva a acercarse y preguntarle como esta, como ha vivido la semana, y dice palabras como: “Tu semblante esta algo diferente, puedo ayudarte en algo, o déjame orar por lo que estés pasando en este momento”. Eso crea algo poderoso en la vida de este joven

Posiblemente te lo estoy planteando de manera muy fácil y en la práctica es completamente diferente, pues déjame decirte que probablemente sea así, pero de algo si estoy seguro que mi experiencia de más de una década y media trabajando con ellos me ha enseñado que a los jóvenes no les importa quien predique, o que buenas estuvieron los cantos o si la dinámica fue divertida, si su líder, pastor, o directivo; llámale como tú quieras, no está con él en los momentos difíciles, de éxitos para consolarle o aplaudirle.

La pastoral juvenil se define en una sola palabra: Discipulado, y es de lo que hablaré en siguiente serie.

Anuncios

Deja un comentario

MJ – 02 / Líderes Juveniles

En esta segunda entrada de la serie de Ministerio Juvenil (MJ), veremos la categoría dos de la clasificación personal que tengo sobre las personas que trabajan en este bello ministerio. Si quieres verla primera entrada de esta serie puedes dar click aquí.

Es una verdadera experiencia trabajar con jóvenes; es un llamado en el cual Dios está formado mi carácter, en medio de mis enojos, decepciones, frustraciones, alegrías y tiempos de comunión con los jóvenes.

Hace muchos años Dios puso en mi corazón una gran pasión y deseo de trabajar con y por los jóvenes y a fuerza de ser sincero debo decir que me limitaba en creer que mi única responsabilidad era desarrollar programas para los “cultos juveniles” delegando privilegios y eso me llevaba a preguntarme porque el MJ no lograba despegar.  Comencé a leer, entrenarme, aprender de otros colegas, buscar personas que ya tenían años en el mismo trabajo y es así como nace la segunda categoría.

LIDERES

Como resultado de esta culturización traigo a mención al Dr. Maxwell, quien define liderazgo como la capacidad de influenciar a los demás. Al entender este concepto se busca la manera de hacer que los jóvenes nos sigan  y que antepongan sus prioridades ante nuestras peticiones o al ministerio mismo. Bajo este criterio la tendencia de creer que según el número de personas tras nuestro ministerio, así es el éxito ministerial.

RESPONSABILIDADES:

En este nivel se siguen desarrollando programas, velan que se cumplan, delegan privilegios, pero saben que hace falta algo más, entonces piensan algo novedoso, algo nuevo, creativo, elaboran afiches, hacen su fanpage en las redes sociales, elaboran logos, desarrollan el plan de trabajo, crean escenografías para cultos especiales y mucho más.

CUALIDADES:

Son creativos, hacen retiros, nuevas dinámicas y buscan la manera en que los jóvenes no dejen de asistir. Esta situación los lleva muchas veces a tener roses con el pastor general de su iglesia, pues con el afán de “entender” a esta generación llevan luces, humo, bandas invitadas, hasta a la Manyula resucitan (QDDG) y aclaro no que sea malo es solo que dejan por un lado la parte bíblica y se enfocan en los medios como el fin último.  Hay mucho cansancio y la queja más común es “NO TENEMOS APOYO”, y es donde se crea la definición que los “jóvenes de la iglesia” son irresponsables, mundanos, relajos y un larguísimo etcétera.


RECOMENDACIONES:

Tu pastor, los diáconos y las hermanitas ancianas no son una amenaza, ni son los demonios mandados por el diablo para destruir las estrategias o el plan de trabajo que con tanto esfuerzo has desarrollado, ellos deben ser parte de todo. Nunca olvides los principios básicos del cristiano y enséñalos en tu ministerio, estos son: Oración, Lectura de la Palabra, congregarse y compartir el evangelio. Hazlo hasta por entretenimiento. Si tú llevas de forma paralela los principios junto a las dinámicas, las luces, el show, te aseguro que las cosas cambiarán.  Busca (por ejemplo) métodos o formas de como leer la biblia.

Como última recomendación, en tus reuniones juveniles siempre debe haber el tiempo debido para la Oración, alabanzas y palabra de Dios; y esto no es negociable. Lo demás es lo demás y menos importante, pero si necesario.

 “No te pierdas en la forma, mantén claro tu objetivo”

En la próxima entrega  mi última categoría, mi favorita.

1 comentario

MJ – 01 / Nombrados o electos

Esta es la primera de tres entradas que podrán leer en mi blog sobre aquellos que trabajamos en el ministerio juvenil; para bien o para mal y desde un punto de vista muy personal logro clasificarlos bajo tres categorías. Las entradas están directamente enfocadas en el trabajo administrativo del Ministerio Juvenil y no en el área espiritual.

En los últimos años, mi vida ministerial me ha permitido viajar por muchos lugares de mi país El Salvador y con ello poder conocer la realidad de muchos MINISTERIOS JUVENILES (MJ). Esta situación algunas veces nada agradable y en otras dignas de imitar y levantarles un fuerte aplauso por el trabajo que realizan.

Con muchos de ellos he tomado el tiempo para escucharles, ministrarles y  otras veces de manera atrevida me han permitido aconsejarles  en cuanto al MJ o sus liderazgos. Pero entremos en detalle.

LOS NOMBRADOS O ELECTOS

Son todos aquellos que están en el MJ, ya sea por una elección o simplemente porque los nombraron para trabajar con los jóvenes, solo porque son jóvenes, dinámicos o entusiastas y en otras ocasiones porque no hay otra personas que se haga cargo.

RESPONSABILIDADES:

Este tipo de personas solo se encargan de crear programas, delegar privilegios, y velar porque que cada uno cumpla su trabajo. El MJ lo centran en crear programas básicos para casa reunión o y en algunas veces desarrollan programas para todo un mes; los escriben en un cartel y lo pegan en el mural de la iglesia. Generalmente se hacen llamar “La directiva de jóvenes”.

Entiéndase el vocablo litúrgico de “delegar privilegios” como al hecho de decir/pedir/demandar a alguien que durante el culto le toca leer la biblia, dar inicio, desarrollar la dinámica, predicar, recoger ofrendas u otra responsabilidad que se lleve a cabo en cada reunión juvenil.

CUALIDADES:

Son de actitudes muy nobles y de obediencia muchas veces; pues, aunque no sepan trabajar en este ministerio lo hacen porque así se les ha solicitado. Una de las deficiencias más grandes es su falta de conocimiento de la labor a la que son llamados y fácilmente se enojan o dejan de creer en los jóvenes cuando alguien les falla a un “privilegio” o porque le prometieron que llegarían y no cumplieron y el peligro más latente es que pueden dañar el corazón de los jóvenes. Por lo general uno o dos terminan el periodo trabajo de todo el equipo porque no tiene rumbo claro ni definido y terminan frustrados, lastimados o desanimados porque no lograron los resultados deseados.

RECOMENDACIONES:

Deben, sí o sí; ser instruidos, capacitados, conocer su generación y empaparse de la cultura juvenil de su comunidad, ciudad o lugar donde desarrollan su MJ.  Además deben crear su propia biblioteca que contenga temas sobre liderazgo en general, liderazgo juvenil, grupos celulares, diccionarios teológicos, diferentes versiones de biblias, ministerios juveniles, dinámicas, administración de MJ, crear planes de trabajo con objetivos, metas y cronogramas de actividades.

“Tres clases hay de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse”

François de la Rochefoucauld

En la próxima entrega veremos la categoría numero dos: Líderes Juveniles.

4 comentarios

Iniciar reuniones desde CERO

Una mañana me encontraba conectado al vicio de esta generación llamado FACEBOOK, me llego al  INBOX la siguiente pregunta:

“Hola, fíjate que queremos iniciar un grupo de jóvenes que se reúna para compartir la palabra de Dios, pero no sé cómo empezar, crees que me podes ayudar no sé cómo predicarles porque si hago un sermón los puedo aburrir”

Respuesta.

Para iniciar una reunión juvenil desde cero es muy importante que tengas en cuenta tres tiempos muy importantes:

1- Dinámicas

2- Tiempo de relación

3- Tiempo de Palabra – Ministración

Te las explico:

Dinámicas: Eso hará que las reuniones sean divertidas y dinámicas. Puedes encontrar muchas en Internet. Para espacios abiertos, cerrados, dinámica de movimiento, de conocimiento, rompe-hielos. Las hay de ‘todos los sabores y colores’.

Tiempo de relación: Eso hará que los jóvenes vuelvan, tiene que hacer amigos, cheradas, compadres….tomando café junto, platicando… chistandooo. Todo eso es un tiempo de comunión de manera informal o formal.

Ese tiempo… no debe verse como parte del Programa… eso debe hacerse en todo tiempo. Cuando lleguen , tu saludas a todos,  reis con ellos, preguntas como han estado, cuando se termine la reunión: saluda a todos,  tomen fresco, hagan el fresco juntos. Al que llega primero pídele que te ayude a ordenar a hacer limpieza.

Eso hace conexiones entre los jóvenes.

Tiempo de palabra: Debes compartir de la palabra de Dios de manera forma y ministrar sus vidas, los jóvenes necesitan ser ministrados, confrontados, animados y amados  por la palabra de Dios. Debemos orar por ellos pues están pasando problemas en su hogar, sentimientos, finanzas, clases.. etc.

 Deseo éxitos el inicio de tu ministerio juvenil. Recuerda Dios está contigo.

1 comentario