03 – En su propio Pellejo

En los pasados dos capítulos de un EMO bíblico vivimos junto a Job el inmenso dolor que causa la pérdida de un ser querido, pero multiplicado por 10 (7 hijos y 3 hijas). El cambio de su estatus social al perder sus pertenencias; también analizamos la reacción que mostro ante todo eso. Tantas emociones vividas para un solo día.  ¡QUE VIDA MAS TRAGICA!

Pero el acusador contestó al Señor: –Mientras no lo tocan a uno en su propio pellejo, todo va bien. El hombre está dispuesto a sacrificarlo todo por salvar su vida. Job 2:4 (BDHH)

Nuestro EMO una vez más es el blanco de un severo ataque y llevar pesadas cargas en su vida.  Job es probado de forma directa y sin lastima pues en su cuerpo súbitamente se desarrolla  una enfermedad que era en forma de la lepra, esta era conocida como lepra negra (para distinguirla de la blanca), o la elefantíasis, porque los pies se hinchan como las patas de elefante.

La enfermedad era muy penosa. No dudemos que seremos probados en cualquier momento con dolencias penosas y dolorosas, no pensemos que somos tratados de otro modo y creer que Dios trata a veces a lo mejor de Sus santos y siervos de forma distinta. Job se humilló bajo la poderosa mano de Dios y niveló su mente con su estado.

¡¡¡Córtenme las venas!!!

Entre tanta desgracia no está solo pues queda alguien que le acompaña y vive junto a él tantas desgracias: LA ESPOSA.

Tanto Job como cualquier ser humano en los momentos difíciles que la vida nos da lo menos que esperamos es que las personas que más amamos y/o que nos aman, nos ofrezcan ayuda, pronuncien palabras de aliento y nos motiven a seguir adelante, pues esa sería una reacción un tanto lógica.

La única persona cercana que le queda en mundo es la esposa que disque lo ama pues teóricamente se dice que las esposas aman a sus esposos y viceversa. Este amor debe ser reflejado en las buenas y en las malas, al menos ese es el pacto que los novios en Latinoamérica realizan cuando se están casando.

Para la vida nefasta de nuestro personaje no fue así pues, su esposa le fue conservada para que le produjera problemas y lo tentara. Nuestro amor a Dios no debe depender de quienes nos apoyan o de quienes están a nuestro lado. En la vida afrontaremos situaciones donde las personas que más amamos no estarán, ó nos darán la espalda. Todo esto debe crear en nuestro corazón una preparación emocional que nos permita depender de Dios antes que de un ser terrenal.

Pero su mujer le dijo: –¿Todavía te empeñas en seguir siendo bueno? ¡Maldice a Dios y muérete! Job 2:9 (BDHH)

Está claro que una vez renunciamos a Dios lo que nos queda es la muerte, muchas veces no física, pero si una muerte Espiritual Instantánea. Podemos renunciar a Dios con nuestras palabras, con nuestras acciones, una forma muy sencilla y práctica de hacerlo es cuando no aceptamos las pruebas; debo aclara que Dios no nos ha llamado a una vida de miseria, dolor y quejas pues Salmos en el capítulo 92 verso 12 nos dice Los buenos florecen como las palmas y crecen como los cedros del Líbano…. El salmista declara que el JUSTO prosperará, es una promesa a la cual debemos aferrarnos.

La relación que Job tenia con Dios le permite visualizar todas estas tragedias desde un ángulo distinto  y notemos entonces que la misma comunión con nuestro creador nos da la comprensión de las cosas que están pasando a nuestro alrededor y en nuestra vida misma.

Cuando la vida es color de rosa

Qué bonito es cuando recibimos las bendiciones de Dios, ¿cierto?. Casa, auto, celular, ropa, buena salud en los hijos, casarse, trabajo estable y muchas cosas más. Entendemos esto como las bendiciones de Dios para nosotros y convertimos los bienes materiales o sentimentales en sinónimos del amor que Dios da a nuestras vidas y el cuidado para sus hijos. Claro, todo esto es correcto. Pues, así es Dios para con nosotros, El es nuestro cuidador y protector; experimentar esta realidad nos hace sentimos felices de tenerle en nuestro corazón.

Job respondió: –¡Mujer, no digas tonterías! Si aceptamos los bienes que Dios nos envía, ¿por qué no vamos a aceptar también los males? Job 2:10a (BDHH)

Pero… ¿comprendemos y recibimos ese mismo amor del padre cuando es lo contrario?. Alquilando casa, sin dinero para la renta, el auto arruinado, sin celular, nos quitan del trabajo, los hijos enfermos, ni la ‘siguanaba’ (personaje mitológico del El Salvador, que es representada por una mujer despeinada) quiere ser nuestra novia. ¿Aceptamos todo como parte del plan maravillo y perfecto que Dios tiene para sus hijos?  NOOOO!. En lugar de depositarnos en las manos de Dios y esperar su voluntad; nuestra actitud es de reniegos, lastima, rencor y es cuando surgen preguntas como: ¿Por qué a mí?, ¿hasta cuándo mas Dios?, Mírame que soy tu hijo/a. Se nos olvida que la misma biblia nos enseña que nuestra mente finita no logra comprender como la omnipotencia de Dios interviene en cada segundo de nuestro corto existir.

¿Estaremos dispuestos en aceptar las RICAS Y ABUNDASTES BENDICIONES de Dios?, ¡¡CLARO, DEFINITIVAMENTE QUE SI!!.  Entonces debemos aceptar también las situaciones complicadas y dolorosas que pasan en nosotros. Una vez más Job nos enseña que su felicidad solo está dada en Dios y que El tiene control de todo lo que está viviendo y no de lo que pasa a su alrededor o en su mismo ‘pellejo’.

… Así pues, a pesar de todo, Job no pecó ni siquiera de palabra. Job 2:10b (BDHH)

Qué gran final para este capítulo!!!! Ja, no pecó ni siquiera de palabra!!!!

Job, ama a Dios no por lo que tiene, no por su familia, no por su estatus social, no por quien lo apoya. Lo ama porque es una decisión personal que tiene en su corazón y aunque todo le vaya mal, NO PECO NI RENUNCIO A DIOS.

¿Podríamos tener ese temple de JOB? – ¿Será que Job no era humano y eso fue lo que le permitió soportar?, ¿Y después de esto que más le viene?, ¿soportará otra cosa mala? En la cuarta entrega descubriremos porque le he llamado Emo Biblico.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: